SOBRE MÍ

DELCY YULIANA 

GIRALDO GIRALDO

Propietaria & Entrenadora

Nací el 7 de enero de 1988, en el hermoso municipio de San Carlos Antioquia, hija de Blanca y Manuel, dos hermosas personas humildes y de buenos principios, tengo 2 hermanas mayores que yo y un hermano menor, a los cuales amo con todo mi corazón. 
Gran parte la viví en el campo, una vereda llamada Cañaveral, con mis abuelos maternos ya que lamentablemente mi padre murió cuando yo tenía 2 años y mi madre estaba embarazada de mi hermano menor... Ella empezó a luchar por cuidar a sus 4 hijos, con muchísimo esfuerzo y dolor ya que una madre por fuerte que sea, siempre le será difícil llevar tan grande obligación sola. Mi abuela, llamada Rosa, fue una mujer que aunque de pocas palabras, siempre estaba ahí para aconsejar y da un par de correazos si era del caso, lo recuerdo con mucho cariño, ya que su mano fuerte y consejos llenos de amor, me hicieron en gran parte lo que siento que soy hoy. Lastimosamente mi abuela murió a mis 15 años, después de un desdichado cáncer, hecho que me hizo regresar al pueblo y reencontrarme con mi madre, momento en el que se empiezan a sanar heridas pasadas. 
Mi historia es larga, pero resumo, he vivido cosas muy alegres, cosas muy tristes, hoy por hoy trato de superar cosas de mi pasado que con el amor de mi esposo,  Fredy, un hombre maravilloso que la vida me regalo, y quien me ayuda a ver mi pasado con ojos de amor. Un hombre cuyo objetivo siempre ha sido hacerme crecer, con errores como todos, ambos hemos caído en faltas, y ambos juntos de la mano hoy nos levantamos cada mañana y nos decimos: te amo mi vida, ten lindo día... me siento afortunada, me siento una mujer exitosa y feliz, no estoy tapada de plata, y no pretendo hacerlo ya que el éxito para mí, es, tener una familia amorosa, reunirme cada vez con mis seres queridos, apoyarnos siempre, tener una profesión que me gusta, usar mis experiencias y hobby para ayudar a otros, contar con amigos y tener un lugar para descansar cada noche al lado de mis hijos de cuatro patas, que siempre están ansiosos por volvernos a ver...

En el año 2006, cuando me preparaba para ingresar a trabajar en un banco, idea que me parecía genial ya que era el inicio de mi vida laboral, tuve una amarga experiencia. Pasé todos los filtros, era la última para ser elegida, me sentía ganadora... sin embargo, cuando llegué a la entrevista donde me asignarían mi horario laboral y demás, en la conversación surgió la siguiente frase: "pero debes estar presentable, debes estar bien peinada, alizar el cabello"... me sentí confundida... triste, pero sobre todo, preocupada porque no obtendría el trabajo esperado... sin embargo al instante contesté: a ok, no muchas gracias... no me interesa el trabajo, y me retiré, triste y mal conmigo misma. Un mes después empecé a alizar mi cabello ya que no me sentía "apta" para ningún trabajo.  
Ésta es parte de la triste historia por la que empecé a alejarme de mi identidad, de mi esencia, de mi cabello. 
Sin embargo, como puedes ver, también tuve muchos momentos felices, como el día que conocí el que hoy es mi Esposo, a quien le encantaba mi cabello, ese mismo que yo odiaba.  La seguridad que me dió y la educación que he recibido después de muchos años de cuidado de mi integridad, me han hecho hoy por hoy, decidir ayudar a otras personas a encontrar su seguridad y a cuidar lo que realmente son, sobre todo, a evitar que los demás te señalen y digan que no eres apto, que no encajas, que estas mal, y que tú cabello no es aceptable.

¿Quieres aprender más de tú cabello?

Visita mi Instagram @rizos_felices